Plastilina que cobra vida en manos de estos pequeños, gandes artistas